Ataque a la democracia en Brasil (+ Audio)

Total de Vistas 53 ,  2 Vistas hoy

Foto: AFP

Eenero, 2023.- Nunca había sucedido en Brasil: una turba fundamentalista, seguidora de un Jair Bolsonaro que los instó a no reconocer los resultados electorales en los que Luiz Inácio Lula da Silva se impuso como vencedor, invadió este domingo la sede del Congreso, el Supremo Tribunal Federal y el Palacio de Planalto.

La alerta estaba desde el mismo día de los comicios presidenciales, cuando Bolsonaro puso en duda la transparencia del proceso de conteo de votos, y más tarde -cuando se conocieron los resultados- alimentó la ruptura constitucional e ignoró la votación popular.

Por si esto fuera poco, un día antes de la investidura de Lula como nuevo Presidente, Jair Bolsonaro tomó un avión hacia Miami, Estados Unidos, donde aún permanece, para no participar en el acto de entrega de la banda presidencial al nuevo mandatario.

El ambiente tóxico alimentado por el expresidente llegó a su máxima expresión este domingo, cuando sus seguidores, al mejor estilo de Donald Trump y de los fanáticos que asaltaron el Congreso de Estados Unidos el 6 de enero de 2021, irrumpieron bruscamente contra el Congreso de Brasil, el Supremo Tribunal Federal y el Palacio de Planalto.

Ante tales acciones, el presidente Lula, quien no se encontraba en la capital, pues había viajado a Araraquara, en el interior de Sao Paulo, para evaluar los daños provocados por las recientes lluvias en esa región, firmó un decreto que ordena la «intervención federal en Brasilia», y declaró que quienes han organizado y financiado tales acciones fascistas serán sometidos a la justicia.   

Se constató que la gran turba de bolsonaristas había roto los cordones de seguridad y, armada con palos se enfrentaba a la Policía y a otras fuerzas del orden.

El ministro de la Secretaría de Comunicación Social, Paulo Pimenta, calificó los disturbios como un «golpe de Estado de las minorías», que debe «ser tratado con el rigor de la ley».

«Estamos seguros de que la mayoría del pueblo brasileño desea la unidad y la paz en estos momentos, para que Brasil pueda avanzar. Esta manifestación es de una minoría golpista que no acepta el resultado de las elecciones y que predica la violencia», precisó Pimenta en un comunicado.

Después de invadir el Congreso y demás instalaciones, los partidarios de Bolsonaro rompieron vidrios de la entrada, cámaras de seguridad, muebles y despachos.

No prevalecerá en Brasil la voluntad de los bolsonaristas
El ministro de Justicia de Brasil, Flávio Dino, afirmó este domingo que «no prevalecerá» la voluntad de los bolsonaristas radicales que han invadido el Congreso Nacional.
Para conocer de cerca el impacto de estos acontecimientos contactamos en horas de la noche dominical a la periodista Bia Pasqualino, directora de Radio Tertulia, en el gigante sudamericano.

REACCIÓN AL GOLPE DE ESTADO

La Presidencia pro témpore de la Celac manifestó su respaldo al Gobierno de Lula, «elegido por el pueblo de Brasil, y rechaza las acciones violentas contra las instituciones democráticas brasileñas», según un mensaje en Twitter.

Alberto Fernández dijo que «como presidente de la CELAC y del Mercosur, pongo en alerta a los países miembros para que nos unamos en esta inaceptable reacción antidemocrática que intenta imponerse en Brasil». Expresó su repudio al asalto en Brasilia y brindó su «incondicional apoyo y el del pueblo argentino a Lula frente a este intento de golpe de Estado que está enfrentando».

Desde la Secretaría Ejecutiva del ALBA-TCP, Félix Plasencia publicó, en la misma red social, «nuestro respaldo y solidaridad al presidente Lula, frente a los actos de violencia perpetrados por grupos neofascistas que pretenden dar un golpe de Estado a la democracia de Brasil, y desconocer la voluntad de su pueblo».

El mandatario venezolano Nicolás Maduro Moros rechazó, «de manera categórica, la violencia generada por los grupos neofascistas de Bolsonaro, que han asaltado las instituciones democráticas de Brasil. Nuestro respaldo a Lula y al pueblo brasileño que, seguramente, se movilizará en defensa de la paz y de su presidente».

También el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, calificó de reprobable y antidemocrático el intento golpista de los conservadores de Brasil, azuzados por la cúpula del poder oligárquico, sus voceros y fanáticos. «Lula no está solo, cuenta con el apoyo de las fuerzas progresistas de su país, de México, del continente americano y del mundo».

Gustavo Petro, presidente de Colombia, ofreció todo su apoyo a Lula y al pueblo de Brasil. «El fascismo decide dar un golpe», dijo. «Las derechas no han podido mantener el pacto de la no violencia», agregó.

En Argentina, la vicepresidenta de la República, Cristina Fernández de Kirchner dijo que las imágenes en Brasilia «replican con exactitud las imágenes del 6 de enero de 2021, en el Capitolio de Washington. No es casual». «Confiamos en la experiencia de Lula para afrontar este verdadero desafío a la democracia de Brasil», destacó.

(Granma)

Brasil avanza en la reconstrucción tras intento golpista
Brasil vivió otro amanecer en democracia a pesar del intento golpista dominical, jornada para avanzar en la reconstrucción de los bienes afectados por los simpatizantes más radicales del expresidente Jair Bolsonaro.
La periodista Bia Pasqualino, directora de Radio Tertulia, en el gigante sudamericano, nos tiene más detalles.