Presidente de Cuba califica de histórico próximo referendo

Total de Vistas 58 ,  1 Vistas hoy

La Habana, Cuba, 2 sep.- El presidente Miguel Díaz-Canel calificó hoy de histórico el referendo sobre el Código de las Familias, al que están convocados los electores el próximo 25 de septiembre en Cuba.

En su cuenta de Twitter el mandatario expresó que “el 25 de septiembre el nuevo #CódigoDeLasFamilias se someterá a la aprobación popular mediante referendo. Será un día histórico para los cubanos”.

Asimismo puntualizó que “estaremos votando por un documento trascendental, el llamado Código de los afectos, que no es un lema, es una esencia”.

La versión número 25 de ese texto legislativo fue aprobada por la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento) en su más reciente sesión, pero para que entre en vigor definitivamente deberá ser refrendada en referendo por los electores, en un ejercicio democrático que se va haciendo frecuente en la isla.

En febrero, marzo y abril últimos, el proyecto de ley fue sometido a consulta popular, en la que según datos oficiales participaron seis millones 481 mil 207 cubanos, el 62 por ciento de los cuales se manifestó a favor del texto.

Para ello se realizaron 79 mil 192 reuniones en comunidades, centros de trabajo y estudiantiles, en las cuales se hicieron 434 mil 860 propuestas que condujeron a la modificación de casi la mitad de los artículos el documento, para resultar el texto que será sometido a referendo.

Según especialistas cubanos y extranjeros, el Código de las Familias, que de ser aprobado sustituirá el vigente desde 1976, es una norma que busca asemejarse a la Cuba del presente, que recoge a su vez lo más avanzando en la legislación internacional sobre el tema de la familia.

Asimismo da continuidad a lo establecido en la Constitución aprobada por la mayoría de los cubanos en 2019, que introdujo principios conducentes a transformar el criterio tradicional de la familia, y busca ser más inclusivo y favorable a la protección de los más vulnerables, como ancianos, niños y personas con alguna discapacidad sin por ello restar derechos a los demás.

(Prensa Latina)