Cierra votación para escoger al nuevo primer ministro británico

Total de Vistas 52 ,  1 Vistas hoy

Londres, 2 sep.- Los miembros del gobernante Partido Conservador británico tienen hasta hoy para decidirse por la canciller Liz Truss o el exministro de Hacienda Rishi Sunak como sustituto del dimitente primer ministro Boris Johnson.

La votación, que se realiza mediante el correo postal, comenzó en agosto, luego de que Truss y Sunak quedaron como los dos candidatos finalistas en las series eliminatorias celebradas por la bancada parlamentaria.

Según los sondeos, la actual ministra de Relaciones Exteriores derrotará al extitular de Hacienda, cuya renuncia al cargo precipitó la caída de Johnson el 7 de julio pasado, luego de una serie de escándalos que pusieron en entredicho el liderazgo del controvertido gobernante.

Una vez cerrado el sufragio, una comisión partidista dedicará el fin de semana a contar las boletas, y el nombre del ganador será anunciado poco después del mediodía del lunes.

Quienquiera que sea escogido deberá trasladarse el martes a Escocia para recibir el beneplácito de la reina Isabel II, a quien los médicos aconsejaron permanecer en su residencia de verano de Balmoral, en lugar de regresar al Palacio de Buckingham para la ceremonia.

El flamante primer ministro tendrá su primera prueba de fuego al día siguiente, cuando acuda al Parlamento para la tradicional sesión de preguntas y respuestas con los diputados, luego de una campaña electoral marcada por el incremento del costo de la vida.

Tanto Truss como Sunak prometen aliviar la crisis y poner freno a una inflació superior al 10 por ciento, pero difieren en cuanto a los métodos para lograrlo.

La canciller aboga, por ejemplo, por reducir los impuestos, mientras el exiministro de Hacienda dice que primero se debe detener la tasa inflacionaria, y aumentar la ayuda financiera a las familias de más bajos ingresos.

La oposición laborista cuestiona, por su parte, la viabilidad de las propuestas de ambos candidatos, y asegura que la solución sería congelar el precio de la tarifa energética, y aplicar un impuesto único sobre las ganancias de las petroleras.

(Prensa Latina)