Intervención de Cuba en el Consejo Supremo Económico Euroasiático

Total de Vistas 51 ,  1 Vistas hoy

Foto: Internet

Excelentísimo señor Sadyr Zhaparov, Presidente de la República Kirguisa;

Excelentísimos jefes de delegaciones de los países miembros del Consejo Supremo Económico Euroasiático;

Estimados amigos:

Me honra y entusiasma la invitación del Gobierno de la República Kirguisa para participar en esta cita. 

Como pequeño Estado en desarrollo del Caribe insular, Cuba valora altamente la posibilidad de participar en espacios de intercambio y concertación comercial que nos permitan ampliar las potencialidades económicas de conjunto con países amigos.  

Quisiera empezar con un reconocimiento a la encomiable gestión de la República Kirguisa en su condición de presidente pro témpore de la Unión Económica Euroasiática (UEEA), para garantizar el funcionamiento eficaz de esta asociación durante este año 2022. Mención especial merece la organización de este y otros eventos por parte de la Comisión Económica Euroasiática (CEE) y la conducción y labor organizativa del señor Mijaíl Miasnikóvich como Presidente del Colegio de la Comisión.

Como Estado Observador de la Unión Económica Euroasiática buscamos, de forma intencionada, vincular las potencialidades de cooperación entre nuestro país y las naciones integrantes de este organismo a nuestras estrategias de desarrollo. Bajo esa condición, en los últimos dos años hemos sido testigos del acelerado ritmo de integración que se advierte en el seno de la Unión. Esto se traduce en una mayor eficacia de los mercados comunes de bienes, servicios y capitales. 

Hoy quiero ratificar ante ustedes que es de gran interés para Cuba que los países de la Unión participen en nuestro desarrollo económico y social a corto, mediano y largo plazo, en línea con el Plan de Desarrollo Económico y Social hasta el 2030 y la Estrategia Económica y Social para el impulso de la economía y el enfrentamiento a la crisis mundial. 

Hasta el momento, nuestros expertos han identificado  amplias potencialidades e intereses mutuos en la exploración y explotación de hidrocarburos, la energía, la industria biofarmacéutica y la sideromecánica, la agricultura, el turismo y el transporte.

Reiteramos que para Cuba resulta necesario incentivar el comercio de bienes y servicios, en particular la exportación de productos cubanos, a partir de la oferta exportable nacional y sobre la base de una cooperación mutuamente ventajosa.

Es preciso, al mismo tiempo, conocer y aprovechar las oportunidades de negocios enfocadas en el mercado de la UEEA. Eso es estratégico para el desarrollo ascendente de las relaciones entre la Comisión Económica Euroasiática y Cuba.

Permítanme reconocer la contribución activa de la CEE en la conformación de la Hoja de Ruta para la implementación del Plan Conjunto, así como la elaboración del cronograma para la celebración de videoconferencias sobre las temáticas de interés recogidas en el Plan. 

La paulatina implementación de este Plan nos ha permitido intensificar y sistematizar la colaboración entre la Unión y nuestro país, tanto a nivel oficial como en los círculos empresariales. Se han realizado acciones en materia de regulación técnica, con el objetivo, además, de incrementar los volúmenes de intercambio comercial.

A pesar de las restricciones logísticas y, en su momento, epidemiológicas, que nos han limitado los contactos presenciales, tiene una gran significación que hayamos  podido consolidar intercambios y consultas por vías alternativas entre la CEE y las autoridades competentes de Cuba sobre la regulación técnica, el manejo de medicamentos y dispositivos médicos. Confiamos en contar con la posibilidad de armonizar el marco regulatorio de la UEEA y Cuba en estas áreas. Todas estas acciones nos permiten alistarnos para celebrar la tercera sesión de la Comisión Conjunta Cuba-CEE en un futuro próximo.

Estimados colegas:

Hoy en esta reunión ustedes han hecho referencia al adverso ambiente global en que vivimos, a los vertiginosos procesos de cambio y crisis que se están produciendo y que nos sitúan frente a serios desafíos para la estabilidad en nuestros países. 

En ese complejo panorama, algunas naciones sufrimos la agresión adicional de bloqueos y otras medidas coercitivas unilaterales, que son violatorias del Derecho Internacional y de la Carta de la Organización de las Naciones Unidas.

En nombre del pueblo y el Gobierno de la República de Cuba, quiero agradecer enfáticamente el respaldo de los países miembros de la Unión, que expresaron su voto en noviembre pasado en la Asamblea General de la ONU para que se ponga fin a esa criminal política que es el bloqueo económico, comercial y financiero, impuesto por el Gobierno de los Estados Unidos de América contra Cuba por más de 60 años.

Ante el duro reto de vivir bajo acoso, restricciones, amenazas y todo tipo de persecución a nuestro comercio, no nos hemos quedado solos. Han acudido a nosotros no pocos países amigos dispuestos a colaborar en los momentos más difíciles.

En el mundo existen suficientes Estados soberanos, independientes, dignos, que están dispuestos a desarrollar relaciones respetuosas, en pie de igualdad, con el resto de las naciones. 

Ahora más que nunca revisten especial importancia el impulso a la cooperación económica internacional con terceros países y las alianzas de integración y asociación estratégica.

Cuba está en plena disposición de incentivar las relaciones de cooperación y propiciar un mayor nivel de intercambio entre los miembros de la UEEA y las naciones de América Latina y el Caribe, nuestra región natural. Tenemos excelentes vínculos con la mayoría de sus Estados, en los que se incluyen economías emergentes como Brasil, Argentina y México.

Durante las intensas jornadas de trabajo de la recién concluida XXXVIII edición, la Feria Internacional de La Habana, la mayor de su tipo en el Caribe, acogió representaciones de más de 450 empresas extranjeras y  la participación directa de hombres de negocios de unos 62 países, 20 de ellos de América Latina y el Caribe. 

Como viene siendo habitual, también contamos con una importante presencia del empresariado ruso, con un pabellón de la Federación de Rusia. 

Convocamos al resto de los países miembros de la Unión a sumarse en próximas ediciones de la Feria Internacional de La Habana, evento que promueve negocios directos con empresas de otras naciones, contribuyendo así a una mayor inserción de la economía cubana en el mercado internacional.

Es gratificante poder afirmar ante ustedes que con la ayuda invaluable de países amigos y con nuestros propios esfuerzos hemos conseguido mitigar las nefastas consecuencias de la pandemia de la COVID-19. Superar estas consecuencias no solo nos permite aspirar a la consecución de una dinámica positiva en la cooperación comercial y económica entre nuestros países, sino que en el caso particular de Cuba reconvierte al sector del turismo en motor natural de nuestro desarrollo económico.

Esta oportunidad es propicia para invitar a los hombres de negocios del sector turístico de los países miembros de la UEEA para participar en mayo del próximo año 2023 en la Feria Internacional de Turismo. La feria tendrá como sede a La Habana, Ciudad Maravilla, y estará dedicada al Patrimonio Cultural de la Mayor de las Antillas, atendiendo a su trascendencia para el presente y futuro del país. La realización y participación en este tipo de eventos nos permite concretar acuerdos que aceleran la recuperación de esta industria vital para nuestro archipiélago, a partir del creciente interés que despierta Cuba como destino y del reconocimiento por los visitantes de los altos niveles de seguridad del turismo aquí, además de las bondades y los atributos que hacen única nuestra oferta.

Excelencias, estimados amigos:

Antes de concluir, me gustaría confirmar una vez más que para Cuba la profundización de los lazos con todos los Estados de la UEEA es prioridad. Es por ello que reiteramos la voluntad de mantener nuestra participación activa como Estado Observador de la Unión Económica Euroasiática. 

Queremos continuar recorriendo juntos este largo camino, que nos ayudará a mitigar el impacto de bloqueos y medidas coercitivas, pero, sobre todo, contribuirá a fortalecer la estabilidad de nuestras economías, a la par que tribute a una mejor gestión de las empresas y, como consecuencia principal, al bienestar de los ciudadanos de nuestros países.

Comprometidos con el desarrollo de la cooperación sobre principios de diálogo equitativo y respeto mutuo, estamos convencidos de que una mayor integración permitirá a nuestros países fortalecerse económicamente y depender menos de factores externos.

A lo largo de la historia de la Revolución Cubana, en el mundo la palabra Cuba ha estado estrechamente vinculada a vocablos y conceptos como solidaridad, internacionalismo, humanismo, igualdad plena y emancipación. 

En lo que compete a la nueva generación de dirigentes cubanos esto no cambiará por muy compleja que se nos presente la situación internacional. Seguiremos apostando por encontrar entre todos soluciones viables y duraderas a los graves problemas que enfrenta el mundo, soluciones que nos permitan fortalecer esta Unión y contribuir al desarrollo sostenible de nuestras naciones y a la prosperidad de nuestros pueblos.

Muchas gracias.

(Sitio de la Presidencia)