Oficio de Isla detiene la travesía en Camagüey (+ Fotos)

Total de Vistas 42 ,  1 Vistas hoy

Por Diosmel Galano Oliver/Radio Camagüey

Enero, 2023.- «La Patria es ara y no pedestal», se lee bien grande y visible en cada función de Oficio de Isla, una idea vital para entender la propuesta que dirige Osvaldo Doimeadiós con la Comunidad Creativa.

Justo el 24 de febrero de 1900 inicia el relato escénico, momento en el que la nación ocupada militarmente se debatía entre los siglos de explotación y penetración de la metrópoli española o asumir las costumbres del nuevo dueño, los norteamericanos.

La elegancia de Sevilla deja entonces atrás las zetas pronunciadas para asumir la visión de una Barber Shop, en la que se consumen periódicos de todas las corrientes que circulaban en la época, se soñaba con sanitarios cómodos para leerlos y hasta se dialogaba de las pugnas entre las ideas tradicionales o las anexionistas; pero sin perder la esencia de afeitar, hacer cortes o sacar las sanguijuelas para aplicar una sangría.

Era la Cuba a donde llegaron los norteamericanos «a coger mangos bajitos», a promover programas formativos que llevaran luego por toda la nación a los héroes yankis, volvía la colonización a pisar el suelo antillano y justo ahí se detiene el barco de Nave Oficio de Isla Comunidad Creativa.

Una familia criolla se debate entre las costumbres y los cambios, dejarán que la joven maestra de la casa vaya para Harvard o cumpla con las expectativas de las mujeres para contraer matrimonio, son algunas de las tramas que en sus travesías llevarán a los espectadores a reflexionar y a reír, o viceversa.

Un viaje de ida y vuelta, de circulares trayectos, de asentarse en el pasado para seccionar el presente, para no olvidar y promover intercambios de ideas sobre los temas que más hincan a la sociedad.

En este conglomerado cultural bien pensado y orquestado, se cuentan las peripecias de la familia Cancino, cuya rutina cambia cuando Margarita, la hija de José, es escogida dentro de los maestros que irán a Harvard como parte del intercambio académico-cultural de principios del siglo XX cubano.
Medio en broma, pero bien seria, la pieza de Doimeadiós (quien también actúa en Oficio…), muestra a la Isla como un papel en blanco, una esponja ansiosa por absorber todo lo bueno que se le ponga delante, cansada de  30 años de guerra.

OnCuba news

Trae Oficio de Isla una visión del teatro más espectacular, desde que se llega al recinto para la presentación se sumerge al público en la historia y se invita, tras merecidos aplausos, a conocer de los sucesos que inspiran la obra; y es también la música en vivo un elemento rico dentro de la trama.

«En este país cuando el mal es de cagar le suben el precio hasta a las guayabas verdes», dice el Padre Orozco en medio de la pugna creada entre costumbres y modernidad; ojalá nunca caiga la escena cubana en ese nicho de élites y mercado para que no se aleje jamás de su gente.

Una función más resta de la pieza Oficio de Isla dentro de la Jornada Ciudad Teatral, la sede del Ballet Contemporáneo de Camagüey y de la Casa de Cultura Ignacio Agramonte abrirá otra vez sus puertas este domingo para que vuelva a la escena una propuesta ya icónica dentro del devenir escénico de la nación, que justo hoy celebra el Día del Teatro Cubano.

Un homenaje, además, al Maestro en el aniversario 170 de su natalicio.

Una obra que nos da respuestas desde la historia de nuestra isla. Humor inteligente que nos hace disfrutar y pensar. Una excelente puesta en escena. #SomosCuba

Miguel Díaz-Canel Bermúdez