Aduana de Cuba mantiene enfrentamiento a ilícitos en frontera

Total de Vistas 45 ,  1 Vistas hoy

Foto: Cubadebate

La Habana, Cuba, 4 ene.- El jefe de la Aduana en el aeropuerto internacional José Martí de La Habana, Jorge Luis Bubaire, afirmó que ese organismo continúa hoy el enfrentamiento a los ilícitos en frontera, su misión principal.

El directivo señaló a la televisión cubana que en el año recién concluido en ese punto frustraron 15 operaciones de narcotráfico, las cuales encontraron la mano firme de los oficiales y permitieron poner a los infractores a disposición de la justicia.

En medio de otras tareas, apuntó, nos esforzamos al máximo por brindar un servicio de excelencia.

En tanto, la jefa del departamento de Asuntos Legales de la Aduana en la terminal aeroportuaria habanera, Maidel Torré, indicó que en la lucha contra fenómenos que pudieran ser perjudiciales, actualmente se dan incidencias con los cigarrillos electrónicos.

Estos dispositivos están prohibidos en la nación caribeña por considerarse que promueven la tendencia al consumo de sustancias estupefacientes y drogas, sobre los cuales existe una política de tolerancia cero en el país, explicó.

Los especialistas comentaron a la televisión nacional acerca de la prorrogación, hasta junio de 2023, de la importación de alimentos, aseo y medicamentos exentos del pago de impuestos y sin limitaciones en las cantidades, siempre que estas no tengan carácter comercial.

Esta es la mayor cantidad de importaciones que entra a la isla, y al tener esa exención fiscal se reducen las actuaciones primarias y se imprime más celeridad al tráfico de pasajeros, precisó Torré.

De acuerdo con Bubaire, el 85 por ciento de los viajeros que atraviesan la frontera en La Habana lo hacen por el canal verde, eso significa que no pagan impuestos ni se someten a los procesos de revisión.

Todo ello ha generado mucha satisfacción para las familias, que de ese modo resuelven una parte de sus necesidades en medio de las carencias actuales, apuntaron.

El país igualmente prorrogó el envío de plantas eléctricas con capacidad de generación superior a los 900 vatios, otra disposición para contribuir en medio de las dificultades con la generación de electricidad en la nación caribeña.

(Prensa Latina)