Juntar y vencer, compromiso del pueblo camagüeyano para el 2023

Total de Vistas 80 ,  1 Vistas hoy

EDITORIAL

Enero, 2023.- Llega la primera jornada de un nuevo año, y desde hace 64 eneros para los cubanos representa fecha de celebración por partida doble: el universal motivo de comenzar una nueva etapa de vida y por llegar a otro aniversario del triunfo de la Revolución.

Desde la tierra de El Mayor se multiplican los motivos para decir ganamos, para festejar la culminación de doce meses de intenso accionar a favor del desarrollo socioeconómico territorial y el bienestar del pueblo, para trazar una ruta certera ante el período que nace, que tampoco estará exento de dificultades, pues más de sesenta años de bloqueo norteamericano prepararon a todos los nacidos en la mayor de Las Antillas para resistir y vencer.

Porque, aunque en estas seis décadas de construcción del Socialismo en las propias narices del mayor imperio de la historia muchos fueron los retos vividos, el 2022 quedará como un año de duras pruebas como la compleja situación electroenergética o las afectaciones al occidente del país por el huracán Ian, de serias restricciones en servicios básicos ante las limitaciones de recursos y de una fuerte ola migratoria que promocionan las políticas extraterritoriales nacidas en la Casa Blanca.

Tiempo para reconocer el trabajo de quienes residen en la villa principeña y las muestras de solidaridad que desde diferentes partes del orbe llegaron a la Isla, que se multiplicaron en puentes de amor o condenaron de manera contundente el bloqueo económico desde la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Luego del período más intenso de enfrentamiento a la COVID-19, de la inmunización y aplicación incluso de dosis de refuerzo con productos biotecnológicas propios, reducidas opciones tuvo el sistema empresarial y productivo de la Isla para llevar las maquinarias a la normalidad, -aunque la crisis global pospandemia incide en todas la naciones- faltó mayor aplicación de la ciencia y la introducción de resultados científicos, todavía hay inmovilismo en determinados sectores y falta desterrar prácticas anquilosadas.

Tareas que necesitan ser prioridad en los gobiernos y administraciones, sobre todo a nivel municipal en ese camino progresivo hacia la autonomía, lograr integrar los diferentes actores económicos y conducirlos hacia áreas en las que más urjan las transformaciones y los resultados.

En el Camagüey, esta vasta llanura en la que coexisten edificaciones centenarias con terrenos altamente productivos, la palabra de orden es trabajar para llevar a la mesa los frutos de ese esfuerzo; controlar los precios urge porque hoy cualquier insumo golpea sin contemplación los bolsillos de las familias, además de mejorar en frentes como la construcción de viviendas y la transformación de comunidades en situaciones de vulnerabilidad.

En esas misiones la unidad entorno al Partido Comunista de Cuba, su guía certera, constituye una fortaleza para iniciar el nuevo calendario, siempre con métodos modernos en los que se vincule la preparación ideológica con propuestas cercanas a las necesidades del pueblo, la vinculación entre los dirigentes y la base tampoco debe faltar.

Es 1ro de enero, jornada inicial de un año que distinguirá por las obras destinadas a celebrar el aniversario 510 de la fundación de la otrora villa de Santa María del Puerto del Príncipe, etapa en la que la salvaguarda de la identidad lugareña debe acompañar cada rehabilitación, sólo así se pondrá en justo valor a una región de interés mundial.

La Revolución iniciada por Carlos Manuel de Céspedes con el Alzamiento de La Demajagua y materializada por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y la Generación del Centenario llega al aniversario 64 de la victoria, momento de júbilo para quienes desde Camagüey hacen de cada día un motivo para juntar y vencer.