Díaz-Canel: Toca buscar salidas, innovar y romper el círculo

Total de Vistas 53 ,  1 Vistas hoy

La Habana, Cuba, 14 dic.- Decir que la economía transita por una compleja situación, donde se combinan el recrudecimiento del bloqueo, los efectos de la pandemia y la inflación internacional es lo innegable, pero no resuelve; lo que toca es buscar salidas, innovar y romper el círculo, afirmó hoy Miguel Díaz-Canel, primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y presidente de la República.

Al clausurar en el Palacio de Convenciones de La Habana el X Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), en su IX Legislatura, el mandatario rindió cuentas de su gestión ante el órgano supremo del Estado, e hizo alusión al adverso escenario en que ha desempeñado sus responsabilidades, lo cual no significa justificación ni queja.

Siento una enorme insatisfacción por no haber sido capaz de lograr, desde la conducción, los resultados que necesita el pueblo cubano para alcanzar la anhelada y esperada prosperidad, pero creo en la dirección colectiva y he actuado y actuaré como se dictó en el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba (2021), dijo a los diputados en presencia del General de Ejército Raúl Castro Ruz.

Reconoció que en los últimos años se han producido importantes desequilibrios macroeconómicos como resultado de la pérdida de ingresos en divisas, los elevados déficit fiscales, el incremento de los ingresos de personas naturales sin respaldo productivo, la parcial dolarización de la economía y la respuesta productiva para generar oferta de bienes y servicios.

Estos desequilibrios se reflejan principalmente en los niveles de inflación, escasez de oferta y convertibilidad de la moneda nacional, fenómenos que han producido un deterioro sustancial del poder adquisitivo de los ingresos de los trabajadores y pensionados, y de las condiciones de vida de la población, apuntó Díaz-Canel.

La mejora en el bienestar del pueblo requiere de la reactivación de las capacidades productivas nacionales y de la captación de divisas que garanticen el incremento gradual, pero sostenido, de la oferta de bienes y servicios, lo cual no será posible sin la corrección dentro de determinados límites de los desequilibrios macroeconómicos señalados.

Añadió que se requiere continuar implementando medidas para lograr que la empresa estatal cumpla el rol que le corresponde, en tanto otras tareas como la atención a vulnerables, subsidios a personas y no a productos, forman parte del necesario perfeccionamiento de la sociedad.

Es imprescindible también alcanzar las exportaciones proyectadas en el plan para poder respaldar las importaciones mínimas que requiere la economía, en el objetivo de alcanzar los niveles de producción que se planifican y que constituyen la fuente fundamental del crecimiento de la circulación mercantil minorista, aseveró.

El Primer Secretario del Comité Central del Partido subrayó que en cada visita a los territorios y encuentros con sectores de la sociedad debe escucharse al pueblo y actuar en consecuencia.

Para el Presidente cubano la participación popular es esencial y sin ella no es posible el socialismo, por lo que se han estimulado mayores niveles de participación en los procesos de creación normativa en estos años.

Me niego a aceptar la satanización del socialismo, particularmente en el tema de los derechos humanos, porque el socialismo por esencia está orientado a conquistar la mayor justicia social posible, expresó.

Pese a los problemas, dijo, se producen aprendizajes, se alcanza un crecimiento y se ganan experiencias para rebasar los momentos difíciles con decisión, con la ecuanimidad necesaria para cada paso y cada acción.

Consideró que también se multiplica la fuerza y la confianza de la victoria, se tiene una historia descomunal empujando estos pasos y un pueblo heroico dando y exigiendo paz.

El 2023 debe ser mejor, pero lograrlo demanda no solo de un plan integral, sino de eliminar el burocratismo, quitar las trabas y superar la autocomplacencia.

Si aprendimos las más duras lecciones del 2022 podemos disponernos a enfrentar en mejores condiciones el año que estamos cerca de comenzar, concluyó.

(ACN)