Los derechos de los niños, algo sagrado para Fidel (+ Fotos)

Total de Vistas 44 ,  1 Vistas hoy

Con motivo de la celebración del Día de los Niños, 6 de julio de 1974: “Hay que pensar en el futuro; y el futuro son ustedes, en ustedes se encarna el futuro de nuestra patria”. Fotos: Internet

Por María del Carmen Pontón Guillemí/Colaboradora

Noviembre, 2022.- La promulgación este día en 1923 de la Declaración de los Derechos del Niño es el primer texto histórico que reconoce la existencia de derechos específicos para las infancias, además de la responsabilidad de las personas adultas sobre su bienestar.

Adoptada por la Sociedad de Naciones, predecesora de la Organización de Naciones Unidas; más tarde llegaría la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989.

Recién triunfada la Revolución Cubana, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz expresó:

“¡Y nosotros queremos que todos los niños sean felices! ¡Para que los niños sean felices! Para que los niños sean felices se ha luchado, para que los niños sean felices han tenido que dar su vida muchos patriotas, desde Martí, Maceo y todos los que han muerto”.

Una apuesta por la vida. Se erige en una propuesta sólida impregnada de sabiduría popular, con alto contenido humano: el recién aprobado Código de las Familias, pensado para el beneficio de todos, que aporta soluciones a los conflictos que se presenten en el ámbito familiar, sin regular modelos familiares rígidos ni preestablecidos.

Dentro de los principios constitucionales que refleja, además de los referidos a la justicia social, humanismo, ética, equidad, solidaridad, libre desarrollo de la personalidad e interés superior de niños y niñas.

Por la virtud de ser cubanos, por la felicidad de los niños, niñas y adolescentes, el Código de las Familias es una norma donde se perfila el carácter humanista de la Revolución y encamina al Estado y a la sociedad cubana en la búsqueda de una nación más justa.

Un sueño de Fidel hecho realidad por la felicidad de las infancias, amparados no sólo por la Convención sobre los Derechos del Niño, sino por una disposición genuinamente cubana, donde son tratados como dijera José Martí, “la esperanza del mundo”.

Intereseante libro que cuenta la historia de cómo fue Fidel Castro en su infancia, cómo se forjaron su carácter y su voluntad, cómo se hizo hombre ese pequeño que se volvió gigante. Descárguelo en: bit.ly/2DJSbel