Llamamiento de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular (+ Fotos)

Total de Vistas 68 ,  1 Vistas hoy

La Habana, 27 oct.- La Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular de la República de Cuba llama a los parlamentarios de Estados Unidos y del mundo para que se unan al reclamo universal que durante 30 años realiza la Asamblea General de las Naciones Unidas para que se ponga fin al mayor y más injusto, severo y prolongado sistema de medidas coercitivas unilaterales que se ha aplicado contra país alguno en el mundo.

El injusto bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de EE.UU. contra nuestro país y nuestro pueblo, constituye por su naturaleza y alcance, una política inhumana y una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de las cubanas y cubanos. Este atropello injustificable, aplicado con fines de dominación es también el principal obstáculo para que Cuba pueda desarrollarse a su capacidad real e impide el cumplimiento del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social del país y la consecución de la Agenda 2030 y nuestros Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Llamamiento de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular

Desde 2019, el bloqueo ha escalado a una dimensión cualitativamente más dañina y cruel. En el contexto de crisis global en los sectores sanitario, energético, alimentario y ambiental, Cuba ha debido enfrentar, adicionalmente, nuevas medidas coercitivas impuestas durante el Gobierno de Donald Trump con el único propósito de cerrar todas las fuentes de ingreso del país para hacer colapsar la economía y el sustento de los cubanos.

A pesar de sus promesas de campaña, el gobierno del presidente Biden ha mantenido esta política de máxima presión y excluyó solo a Cuba de la revisión tras una directiva presidencial que suspendió para otros países medidas coercitivas unilaterales que limitaban los estados para enfrentar la COVID-19. Sin importar el costo humano de ese diseño siniestro, Estados Unidos apostó a utilizar la pandemia para provocar la desestabilización, atentar contra el orden constitucional del país y forzar un cambio de gobierno violando la soberanía de Cuba, los derechos humanos de su población, el Derecho Internacional y la voluntad popular expresada en los resultados de los procesos electorales recientes.

Las acciones punitivas resultantes de la arbitraria e injustificada inclusión de Cuba en la fraudulenta lista unilateral del gobierno estadounidense sobre supuestos Estados Patrocinadores del Terrorismo provocan nuevas afectaciones al sustento de la población cubana. Esta decisión vergonzosa de llamar terrorista a un país que no lo es, unido al incremento de  las demandas presentadas al amparo del Título III de la Ley Helms-Burton contra inversionistas extranjeros interesados en invertir en Cuba, la persecución medieval a las empresas, buques y navieras que participan en las operaciones legítimas de compra y suministros de combustible a nuestro país, el ataque a todas nuestras fuentes de ingreso, la intimidación y extorsión a terceros y el reforzamiento de las presiones a gobiernos, instituciones bancarias y empresarios de todo el mundo, recrudecen la estrategia inmoral de los EE.UU. para aislar a Cuba y provocar su descalabro económico. Estados Unidos no ha logrado su objetivo de derrocar a la Revolución cubana pero estas medidas han sido efectivas en provocar el deterioro de las condiciones de vida de millones de mujeres, niños y hombres.

Se ha incrementado el número de bancos de terceros países, que por el temor a represalias de Estados Unidos, han suspendido las operaciones con Cuba, incluyendo las transferencias para compras de alimentos, medicamentos, combustible, piezas de repuesto para el sistema energético nacional y bienes para la población.

En el sector de la salud, pese nuestra capacidad de producir más del 60 por ciento de su cuadro básico de medicamentos, estos niveles no se han podido garantizar  debido al impacto del bloqueo que obstaculiza la posibilidad de efectuar los pagos para la obtención de las materias primas e insumos necesarios.

Al mismo tiempo, se acentúa la imposibilidad de acceder a tecnologías médicas con más de un 10 por ciento de componentes estadounidenses en cualquier parte del mundo, esenciales para el tratamiento de los enfermos, y se incrementa la necesidad de recurrir a rutas de transportación alternativas con un elevado costo adicional. Esta situación ha generado importantes gastos adicionales, múltiples carencias y desabastecimiento en el sistema nacional de salud.

Para intentar justificar el recrudecimiento del bloqueo, Estados Unidos ha incrementado las operaciones de desinformación y la agresión política, mediática y comunicacional, financiadas con fondos federales. Con esta conducta, contraria al principio de no injerencia en los asuntos internos de los Estados, el gobierno estadounidense ha frustrado proyectos de vida, ha promovido la migración irregular y la separación dolorosa de miles de familias.

Nuevamente llamamos al Congreso de Estados Unidos a escuchar el sentir mayoritario de los pueblos de Cuba, de Estados Unidos y la comunidad internacional que abogan por medidas de alivio y la eliminación del bloqueo. Exhortamos a que se promuevan el diálogo, el intercambio y la colaboración poniendo fin a las prácticas de agresión que Cuba no ha reciprocado nunca para evitar una espiral descontrolada que conduzca a nuevos escenarios de confrontación.

Exhortamos a los parlamentos del mundo a reforzar el reclamo internacional para poner fin a esa política lesiva de los derechos del pueblo cubano y de terceros Estados; y convocamos a los parlamentarios y las parlamentarias de todas las naciones a pronunciarse, alentar y respaldar a sus respectivas cancillerías en el apoyo al proyecto de resolución titulado Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba que se presentará nuevamente en la Asamblea General de Naciones Unidas el próximo 3 de noviembre.

(Sitio oficial del Parlamento cubano)

Vea también: En Video: Audiencia Pública Parlamentaria Mejor Sin Bloqueo