La cultura nacional y la identidad que defendió Fidel

Total de Vistas 69 ,  4 Vistas hoy

Fotos: Internet

Por MsC. María del Carmen Pontón Guillemí/Colaboradora

Octubre, 2022. – Cada 20 de octubre se celebra en Cuba, el Día de la Cultura Nacional, una efeméride que marca el nacimiento de una nación rebelde y de su identidad.

Fecha instituida en conmemoración de uno de los acontecimientos más relevantes que atesora la historia patria: fue entonado por vez primera La Bayamesa, como se le llamó por el pueblo al Himno Nacional cubano.

Para Fidel “la cultura era la clave de la libertad de los seres humanos, de su capacidad para no ser engañados”.

Por algo la llamó más de una vez “escudo y espada de la nación”. El escudo, ese núcleo identitario que atesoramos, nos resguarda de las influencias desintegradoras. La espada por su parte, es capaz de llegar muy lejos y transporta la verdad de nuestro país y la defiende en los sitios más remotos.

“La cultura es lo primero que hay que salvar”, llamaba Fidel buscando salvaguardar el arte y la literatura, pero también el vínculo cognoscitivo y afectivo entre cultura y nación y a la suma de conocimientos imprescindibles para que el ser humano pueda defender su libertad.

Nación y Revolución, Patria y Revolución, no pueden concebirse separadas. Tampoco es posible imaginar la auténtica cultura cubana, la cultura nuestra, vigorosa, genuina, vendiéndose al imperio, aliándose al anexionismo. 

El Día de la Cultura Nacional se une el poderoso legado de la creación artística y literaria del país y la tradición patriótica y revolucionaria que se extiende desde 1868 hasta el triunfo de enero de 1959.

“Aquí todo se juega: identidad nacional, Patria, justicia social, Revolución, todo se juega”.

“El himno -puntualizaba Fidel- dice que morir por la Patria es vivir y aquí todo el mundo sabe cantar el himno, y aquí todo el mundo está dispuesto a morir por la Patria, porque cuando se trata de la Patria no hay cobardes”.