Suman casi mil 500 los muertos por lluvias e inundaciones en Pakistán

Total de Vistas 49 ,  1 Vistas hoy

Foto: CNN

Islamabad, 15 sep.- La Autoridad Nacional de Gestión de Desastres de Pakistán informó hoy que los muertos en el país producto de las lluvias monzónicas y las consiguientes inundaciones ascienden a mil 486, entre ellos 530 niños y 298 mujeres.

Desde el 14 de junio, 12 mil 748 personas resultaron heridas en los incidentes relacionados con las precipitaciones y las crecidas de los ríos en todo el país, señaló el periódico The Express Tribune.

Hasta la fecha, más de un millón 760 mil casas fueron dañadas por las aguas, incluidas 572 mil completamente destruidas, mientras más de 918 mil cabezas de ganado perecieron, según las autoridades.

La estación de los monzones en Pakistán, al igual que en otros países de la región del sur de Asia, suele provocar fuertes lluvias, pero este año es el más lluvioso desde 1961.

Actualmente, un tercio del país está inundado, pues las lluvias masivas y el deshielo de los glaciares de las montañas del norte provocaron el desbordamiento del río Indo, el principal del país, arrasando vastas franjas de llanuras y granjas.

Los destructivos diluvios y las correspondientes riadas arrasaron 12 mil 718 kilómetros de carreteras, 390 puentes y edificios en momentos en que el país lidia con la agitación política y económica.

Más de 33 millones de personas de los cerca de 220 millones de habitantes del país están afectados por las furiosas inundaciones, que provocaron la asombrosa pérdida de 30 mil millones de dólares en daños a la infraestructura.

Casi el 45 por ciento de las tierras de cultivo están anegadas, lo cual supone una grave amenaza para la seguridad alimentaria y se suma a la ya disparada inflación.

Hasta ahora, Pakistán recibió 96 vuelos de ayuda humanitaria de varios países, así como del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y el Programa Mundial de Alimentos de la ONU.

En las últimas semanas, las autoridades levantaron barreras para evitar que las aguas entren en estructuras clave como las centrales eléctricas y las viviendas, mientras los ganaderos que intentan salvar su ganado enfrentan la amenaza del agotamiento del forraje.

Cientos de miles de desplazados están amenazados por los brotes de enfermedades transmitidas por el agua, de la piel y de los ojos, y los expertos sanitarios advierten de un mayor número de decesos por diarrea e infecciones gastrointestinales, tifoideas, dengue y otras.

Según el portal ARY News, se registraron 88 mil 922 casos de diversas afecciones en todo el país y la mayoría ocurrieron en las áreas dañadas por las riadas en la provincia de Sindh.

Los funcionarios registraron al menos 15 mil casos de diarrea, 16 mil de infecciones cutáneas, 19 mil de asma, 989 infecciones oculares, 354 de tifus, mil de hepatitis y mil 844 de malaria.

(Prensa Latina)