A cinco años del impacto del huracán Irma

Total de Vistas 70 ,  1 Vistas hoy

Fotos: Internet

La Habana, Cuba, 8 sep.- Solo un quinquenio ha transcurrido desde que aquel el ocho de septiembre de 2017 el huracán Irma cruzara  sobre territorio cubano en medio de una temporada ciclónica muy activa.

Entonces hubo 17 tormentas tropicales, de las cuales 10 alcanzaron rango de huracán, informó a la Agencia Cubana de Noticias Luis Enrique Ramos Guadalupe, coordinador de la Comisión de Historia, de la Sociedad Meteorológica.

Irma surgió el 30 de agosto, como depresión tropical, y a los cinco días adquirió vientos sostenidos estimados en 295 km/h, que llevaron a ubicarlo en la categoría cinco de la Escala Saffir-Simpson, la mayor por sus vientos superiores a los 250 km/h, recordó el especialista en su descripción del célebre fenómeno hidrometeorológico.   

Tras algunas fluctuaciones de intensidad y ciclos de reemplazos de la pared del ojo, volvió a la máxima clase antes de tocar en Cayo Romano, en el municipio de Esmeralda, en la provincia de Camagüey, adonde penetró con vientos sostenidos estimados en 275 km/h.

El ojo de Irma perlongó tangencialmente toda la costa norte de Cuba, desde Cayo Romano hasta playa de Carahatas, en Villa Clara, en cuyo recorrido mantuvo el grado cuatro de la Saffir-Simpson.

Su extensa circulación provocó vientos con fuerza de tormenta tropical desde Guantánamo hasta Artemisa y con la de huracán en la franja septentrional de Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti-Spíritus, Villa Clara, y el nordeste de la provincia de Matanzas.    

Un sistema de esa naturaleza generó olas de entre seis y nueve metros de altura, que causaron una cadena de inundaciones costeras entre Caibarién y La Habana.

Según las bases de datos del Instituto de Meteorología, en varias estaciones de la red básica se midieron precipitaciones entre 600 y 700 milímetros que ocurrieron después de un intervalo de sequía.

Por su original trayectoria, el Centro de Pronósticos, del Instituto de Meteorología, emitió 44 avisos de ciclón tropical, debido a su tipicidad en el bimestre agosto-septiembre, con largos recorridos en paralelo con el eje del Archipiélago.

Irma provocó grandes daños en Cuba: afectó 12 provincias; causó diez víctimas mortales; un millón 863 mil 589 personas evacuadas/protegidas; derribó dos mil 176 kms. de líneas eléctricas: impactó o destruyó 158 mil 554 viviendas; y las pérdidas materiales ascendieron en total a 13 mil 185 millones de pesos/dólares.

Por coincidencias en la historia, Irma impactó a Cuba 85 años después del célebre huracán de Santa Cruz del Sur, de 1932, también clasificado en la máxima categoría; y por las circunstancias del azar, ambos cruzaron sobre la provincia de Camagüey.